Informacion de Contacto: 054 - 270 100, informes@clinicamelo.com.pe

Tras una Fecundación "in Vitro

La tasa media de embarazo tras una Fecundación "in Vitro" es del 40% por transferencia oscilando entre un 10 y un 50%, dependiendo de las características de la pareja (la causa de su esterilidad, la edad de la mujer, que es uno de los factores más importantes, embarazos o abortos anteriores, etc.).

Día 14

A los catorce días de la punción folicular, es el momento de efectuar el primer control para averiguar si se ha producido el embarazo.

Si no se ha presentado la menstruación, se realizará ese mismo día un análisis de ßHCG en sangre. Si no tiene posibilidad de realizar este análisis, puede realizar un test de embarazo dos días más tarde. En el supuesto de que se haya producido la menstruación con anterioridad al día 14, debe indicárnoslo por teléfono.

En nuestro caso si reside fuera de Arequipa y no puede acudir a nuestro centro, se le explicará por teléfono los pasos a seguir para comprobar si se ha producido el embarazo. Es importante tener en cuenta que algunos tratamientos pueden impedir la aparición de la menstruación.

Recuerde que debe estar en contacto permanente con el equipo de FIV, tanto en caso de éxito como si no se ha logrado el embarazo, con el fin de establecer futuros planes.
Antes de repetir un ciclo de FIV deberán transcurrir unos meses y en ese tiempo es conveniente seguir controlando las fechas de su menstruación.

Punción Folicular,

Seguimiento Embarazo

El resultado del "día 14" indica si se ha producido la implantación de alguno de los embriones transferidos, pero en tal caso, como se trata de un embarazo muy incipiente, todavía será prematuro afirmar la existencia de un embarazo evolutivo.

En algunos casos, durante las dos primeras semanas, el seguimiento del embarazo se realizará mediante análisis de sangre sucesivos de la hormona ßHCG .

Si la evolución es favorable, se practicará una ecografía que confirme el embarazo y permita saber si se trata de una gestación única o múltiple. En la primera ecografía no siempre puede observarse el latido cardíaco fetal, por lo que muchas veces debe repetirse pasados unos días. 

Las gestaciones múltiples son más frecuentes en FIV (20%) que en la concepción natural (1-2%). Esto es debido a que en algunos casos, la trasferencia embrionaria es de más de un embrión. En realidad, la probabilidad de obtener trillizos es muy baja. En algunos casos, la primera ecografía puede indicar la presencia de más de un saco gestacional, que posteriormente no evoluciona. Su viabilidad se determinará mediante ecografías sucesivas que el médico indicará cuando deben realizarse.

Durante el embarazo no se seguirá ningún tratamiento especial por tratarse de una gestación que se ha producido por FIV, y sólo se atenderán las indicaciones del médico que vaya a controlar el embarazo.  

En FIV, como sucede también en la concepción natural, pueden producirse abortos, embarazos ectópicos y malformaciones, que deberán ser diagnosticados y tratados en el momento oportuno.

  • La tasa de aborto en FIV está alrededor del 15%, siendo más frecuentes los abortos incipientes que los de gestación más avanzada.
  • El riesgo de un embarazo ectópico (gestación extrauterina) en FIV es del 1%. La ecografía es la única prueba que puede confirmar un embarazo ectópico y, en caso de producirse, se debe acudir de inmediato al ginecólogo.
  • La posibilidad de malformaciones en un embarazo FIV es la misma que en la concepción natural. Normalmente, cuando un embrión es portador de alguna anomalía cromosómica, su desarrollo se detiene con rapidez, incluso antes de producirse la implantación; algunos pueden llegar a implantarse pero no siguen evolucionando más allá del tercer mes, y menos del 1% llegan a término, dando lugar al nacimiento de un niño con alguna anomalía, igual como sucede en la reproducción espontánea.

Si se desea efectuar un diagnóstico prenatal (biopsia de corion, amniocentesis) para descartar cualquier preocupación en este sentido o por pertenecer los padres a un grupo de riesgo (antecedentes familiares o edad avanzada), tendrá que indicárselo a su médico. Dichas pruebas se realizarán entre las semanas 9 y 16 de la gestación.

Seguimiento Parto

Para calcular la fecha prevista de parto se considera que un embarazo tiene una duración normal de 40 semanas, contando a partir de la última regla. En las pacientes de FIV, se toma como fecha teórica de la última regla 14 días antes de la punción folicular. El tipo de parto (vaginal o cesárea) lo decidirá el médico de acuerdo con las características de cada caso