Informacion de Contacto: 054 - 270 100, informes@clinicamelo.com.pe

TRATAMIENTO DE LA PAREJA INFÉRTIL

Aunque algunos casos se resuelven espontáneamente sin necesidad de intervención médica. En general no siempre existe una solución simple para la esterilidad por lo que muchas veces es necesaria la aplicación de algún tratamiento o técnica de reproducción asistida. Sin embargo debe saber que cerca del 90% de los problemas de esterilidad se pueden diagnosticar y la inmensa mayoría de éstos tienen tratamiento. El tratamiento siempre dependerá de los resultados del estudio previo. Ya que la gama de opciones es amplia y que algunos de los tratamientos no están disponibles masivamente, las decisiones que los pacientes y su médico deben tomar son muchas, lo que obliga a una comunicación fluida entre ellos. Además del tratamiento médico o de la simple modificación de hábitos perjudiciales, dependiendo de la gravedad del trastorno se pueden recurrir a una gran variedad de técnicas de reproducción asistida que varían de simples a complejas.

Estudio Andrologico

Técnicas de Reproducción Asistida

Inducción de la ovulación:

Mediante tratamiento médico hormonal se estimula la producción de óvulos por parte de los ovarios, facilitando de este modo la fecundación y en consecuencia el embarazo.

Inseminación artificial intraconyugal (IAC):

Consiste en la introducción a través del cuello uterino de una suspensión de espermatozoides procedentes de la pareja que han sido sometidos previamente en el laboratorio a un proceso de capacitación. Se suele asociar a tratamiento hormonal de la mujer (generalmente mediante inyectables) para estimular la producción de óvulos por parte del ovario.

Inseminación artificial con semen de donante (IAD):

Consiste en la introducción a través del cuello uterino de una suspensión de espermatozoides procedentes de un donante que han sido sometidos previamente en el laboratorio a un proceso de capacitación. Se suele asociar a tratamiento hormonal de la mujer (generalmente mediante inyectables) para estimular la producción de óvulos por parte del ovario.

Fecundación "in Vitro" convencional (FIV):

Consiste en poner en contacto uno o más ovocitos de una mujer con los espermatozoides en el laboratorio para su fecundación espontánea sin manipulación de los mismos. Para la obtención de los ovocitos la mujer ha de realizar un tratamiento hormonal con controles ecográficos y analíticos, así como una punción ovárica bajo anestesia para la obtención de los óvulos. Una vez los ovocitos son fecundados, el embrión o embriones resultantes se transfieren al útero.

Fecundación "in Vitro" con microinyección espermática (FIV-ICSI):

Es una alternativa a la FIV convencional. En estos casos la inseminación de los ovocitos se realiza mediante microinyección de un espermatozoide dentro del ovocito.

Maduración in "Vitro" (MIV):

Es una alternativa a la FIV convencional. Consiste en la punción-aspiración de ovocitos inmaduros (sin previa estimulación ovárica) y su posterior maduración en medios de cultivo en el laboratorio ("in vitro"). Una vez fecundados, los embriones resultantes pueden ser trasferidos al útero. También en casos determinados puede ser necesario el tratamiento quirúrgico para solucionar el problema o como paso previo a la realización de una técnica de reproducción asistida. Los tratamientos quirúrgicos más habituales son:

Laparoscopía diagnóstica y/o quirúrgica.

Cirugía de la endometriosis.

Microcirugía tubárica.

Miomectomía.

Tratamiento de la esterilidad sin diagnóstico)

No existe un acuerdo sobre el tratamiento óptimo de la esterilidad sin diagnóstico dado que muchas parejas después de 1 a 3 años de esterilidad sin causa concebirán espontáneamente.
La secuencia de tratamientos más frecuentemente utilizada en los casos de esterilidad sin diagnóstico consiste en la realización de ciclos de inducción de la ovulación (entre 3-6 ciclos). Si no hay embarazo se aconseja la realización de ciclos de inseminación. Si tras tres ciclos (consecutivos o no) de inseminación no hay embarazo se aconseja el paso a la fecundación in vitro. En el futuro un mejor conocimiento de la fisiología reproductiva humana permitirá tratamientos más efectivos para pacientes con esterilidad sin diagnóstico.

Tratamiento del varón

No existe un tratamiento general con medicamentos para aumentar el número, movilidad y/ o corregir la forma de los espermatozoides.
Antes de realizar radioterapia o quimioterapia por enfermedades neoplásicas, existe la posibilidad de congelación de semen para preservar los espermatozoides.
Cuando no es posible la obtención de espermatozoides (semen, punción-aspiración testicular, biopsia testicular) puede recurrirse a la utilización de semen de donante (banco de semen).

El tratamiento médico en el varón puede ser útil:

  • Cuando el hombre padece un hipogonadismo hipogonadotrófico (debido a una estimulación inadecuada o a una ausencia total de estimulación hormonal de los testículos) puede administrarse un tratamiento sustitutivo con hormonas gonadotropas para estimular la producción de espermatozoides por los testículos.
  • En determinados casos de disminución de la producción testicular de espermatozoides por causas hormonales.
  • En caso de infección seminal, se debe realizar tratamiento con antibióticos.

La cirugía andrológica está indicada:

  • En los casos de obstrucción (post infecciosa, vasectomía), de ausencia congénita de parte de la vía seminal o de ausencia de eyaculación (lesiones medulares) es posible la punción-aspiración de espermatozoides testiculares (TESA) para utilizarlos en una fecundación "in Vitro".En determinados casos de obstrucción de la vía seminal puede intentarse re empalmar los extremos sanos mediante microcirugía.
  • En algunos casos de varicocele (varices de las venas espermáticas) puede requerirse la ligadura quirúrgica de la vena espermática. Cuando se encuentran varices en los testículos puede estar indicado su tratamiento quirúrgico, aunque debe aclararse que alrededor de 15% de varones fértiles cursan con este padecimiento y que algunos hombres estériles no obtienen mejoría después de la cirugía porque probablemente exista otro factor no detectado